ShareThis

Tuesday, October 11, 2005

“En Harvard, uno es estudiante y profesor a la vez”

Antes de viajar a Harvard pensé que al llegar allá me encontraría con personas superdotadas que sabrían de todo, genios elocuentes capaces de convencer a cualquiera; personas seguras de si mismas y con una personalidad arrolladora. Mi más grande temor era no entender cómo funcionaba la dinámica de estos grupos y que por esta razón no encajara fácilmente.

Ahora, tres meses después, puedo decir que Harvard ha sido increible. Mis compañeros son personas preparadas e inteligentes que aportan diariamente a mi aprendizaje. Aunque son personas fuera de lo comun, la mayoría de ellas no son nada arrogantes y , por el contrario, comparten muchos de mis principios.

En cuanto a lo académico Harvard Business School (HBS) me ha dado una muy grata sorpresa. HBS no se concentra en enseñarte a resolver las ecuaciones mas complicadas o las nuevas formulas cientificas. La dificultad de los problemas es el mismo que uno encuentra en la vida real. La diferencia esta en el metodo de enseñanza. HBS se concentra en la forma como enseña las diferentes herramientas que existen para resolver un problema. Esta metodologia es conocida como el “Case Method” (Casos de Estudio).

Básicamente lo que busca la universidad con su "Case Method" es mantener al estudiante inmerso en un ambiente donde puede aprender a gerenciar. Todos los días tenemos clase en el mismo salón y con los mismos estudiantes, simulando un grupo de trabajo en una firma cualquiera. Todos los estudiantes en HBS estamos divididos en secciones, somos cerca de noventa estudiantes por sección y hay diez secciones, es decir que en el primer año, HBS tiene 900 estudiantes.

La universidad se convierte en un cuasi-ambiente laboral donde uno puede experimentar con sus estilos de liderazgos, sus estrategias gerenciales y sus métodos de influencia. En cada clase recibimos casos que debemos estudiar, preparar y resolver como gerentes en determinada área. Por ejemplo, si la clase es de Marketing, el caso habla de problemas en este campo. Aun asi, los casos deben ser analizados bajo todas las perspectivas (como un gerente general). i.e. Los profesores esperan que tu sugerencia sea coherente tanto en la parte estrategica como en la financiera. En pocas palabras, si sugieres una estrategia de mercadeo sin pensar en la parte economica, uno no alcanza a terminar su argumento cuando ya tienes a tus compañeros haciendote caer en cuenta de tu error.

El profesor abre las discusiones en clase con un cold call, es decir que le pide a alguien que explique el caso y los puntos claves para comenzar a analizarlo. A partir de ese momento comienza una discusión que va siendo monitoreada por el profesor. Él sabe a dónde quiere llegar con el debate, por lo que hace preguntas “de seguimiento” a comentarios importantes. Poco a poco, a medida que la discusión va evolucionando, uno se va dando cuenta de cuáles son los elementos claves del caso. El profesor se convierte en un moderador de la discusion. Practicamente los que hablan en la clase son los alumnos. Hay un dicho que dice: “En Harvard, uno es estudiante y profesor a la vez”. Aun sin tener al profesor manipulando la conversacion, las conclusiones son asombrosas. El nivel de aprendizaje es supremamente alto.

Si uno se pone a analizar esta metodologia se da cuenta que el ser humano en general aprende mucho mas en un ambiente de discusion que en un ambiente de consenso. Adicionalmente, lo mas importante de aprender algo es poder utilizarlo mas adelante y para esto necesitamos recordarlo primero. El hecho que el aprendizaje es con base en casos de la vida real hace que el alumno pueda asociar facilmente lo aprendido con algo en especial, ya sea algo del caso o de la discusion en particular. Esta asociacion hace mucho mas facil recordar lo aprendido en el futuro.

Lo mas interesante es que muchas veces los casos no son resueltos, o sea que no se da una respuesta concreta, inclusive en temas como finanzas o contabilidad. Esto me ha enseñado que muchas decisiones que uno tome en la vida real nunca serán claramente correctas o incorrectas. Yo diría que Harvard básicamente enseña, con esta metodología, la forma de tomar decisiones rápidas y eficientes con información limitada.

Muchas veces en el debate uno levanta la mano para hacer una pregunta o dar un comentario previamente pensado, pero para cuando el profesor le da la palabra, resulta que la discusión ya se movió del tema que uno iba a acotar, o el mismo profesor formula una pregunta para mover el debate hacia otro lado. Es decir que, para cuando llega el turno de hablar, lo que uno iba a decir ya no tiene validez y en cuestión de segundos toca pensar un argumento o una respuesta a la nueva discusión planteada. Básicamente, uno tiene que aprender a pensar muy rápido y estructuradamente. Siempre nos recalcan que una buena idea o un buen argumento es tan importante como la forma en que se estructure la comunicación del mismo.

Obviamente que para que esta metodologia de estudio de resultado se necesita de una clase llena de alumnos inteligentes y de diferentes lineas de pensamientos que esten dispuestos a discutir sus posiciones. Asi mismo, un equipo profesoral con gran experiencia en el tema y capaz de moderar este tipo de discusiones. Por suerte en Harvard tenemos una buena combinacion de los dos.

2 comments:

Adriana said...

Marcelo, como estás?

He encontrado varios artículos tuyos, buscando sobre colombianos en harvard. Me encantaría, si puedes, "hablar" contigo, para conocer un poco más de tu experiencia... Mi email es: adri.rueda@gmail.com

Ana María said...

Buenas noches,

En este momento me encuentro investigando sobre escuelas de negocios a nivel internacional. Estoy muy interesada en información acerca de la
HBS, pero de testimonios reales. Es posible que hablemos?, sé que este artículo es bastante antiguo, pero tal vez me puedes ayudar. Mi email es amorjuela88@gmail.com... Espero respuesta, thanks.